Un poco de historia

Historia de Taxitronic

La compañía

Interfacom S.A.U. es la empresa líder a nivel mundial en la investigación, el diseño y la  fabricación de taxímetros, terminales de datos, luminosos y periféricos para el sector del taxi bajo la marca Taxitronic. Es además un importante actor en el desarrollo de software y aplicaciones para radiotaxis y la gestión de flotas, lo que le convierte en un proveedor de  soluciones globales único en el mercado.

Recientemente, Interfacom S.A.U. ha pasado a formar parte del grupo Flexitron dedicado a la electrónica y la tecnología. Esta unión ha generado sinergias muy positivas que favorece al resultado de los servicios y productos que ofrece a sus clientes.

1926-1974. Los inicios: los taxímetros mecánicos

Los inicios de la compañía se remontan a 1926 con la apertura en Barcelona de un pequeño negocio familiar dedicado a la reparación y mantenimiento de taxímetros mecánicos, auténticas obras artesanas de relojería.

Con la extensión del uso del taxímetro, el taller crece y va adquiriendo cada vez más conocimiento y especialización, gracias a lo cual, en la década de los cincuenta, se consiguen las licencias de importación de Francia para la comercialización, distribución y mantenimiento de los taxímetros mecánicos A. BRUN.

A finales de los 60, la compañía está preparada para dar su primer salto cualitativo: el diseño, fabricación y distribución del modelo propio de taxímetro mecánico AMMA, una iniciativa muy bien acogida por el mercado español que le permite convertirse en el fabricante de referencia en España.

1974-1996. La consolidación: la creación y el desarrollo de los taxímetros electrónicos

A mediados de los años setenta, la electrónica comienza a implantarse en la vida cotidiana y abre nuevas posibilidades, fruto de las cuales nace el taxímetro electromecánico AMMA 2.

En el año 1976 se crea la compañía Taxitronic S.A., con sede en la Travessia Industrial de L’Hospitalet de Llobregat. Su primer hito es el diseño y fabricación del taxímetro TX-4 -comercializado ya con marca Taxitronic- que se convierte en el primer taxímetro electrónico del mercado. El TX-4, supone además, una revolución en la estética del momento, con formas estilizadas y diseño industrial innovador. En 1977 se incorpora a este modelo de taxímetro un microprocesador que reduce al mínimo la parte mecánica del aparato, con el consiguiente ahorro de mantenimiento.

El rotundo éxito del TX-4 como concepto de producto revolucionario, y su evolución en los modelos TX-10 y TX-12, permiten a la empresa disfrutar durante la década de los ochenta de un periodo de estabilidad que aprovechará para proyectarse y consolidarse en todo el mercado español.

El 31 de julio de 1986 se constituye Interfacom SA, con sede en la calle Galileo de Barcelona, pasando a ser Taxitronic la marca con la que comercializa sus productos. Esta evolución viene marcada por un aumento de la inversión en I + D e innovación, y por la expansión al mercado internacional, tras haber consolidado una posición privilegiada en el mercado español. Argelia, Alemania, Portugal, Italia, Holanda… son sólo algunos de los países de la larga lista en los que tiene presencia Taxitronic, dentro de una reconocida cultura de la internacionalización que se prolonga y perdura hasta hoy.

La apuesta por la innovación da como resultado la creación del taxímetro TX-22, con una estética moderna, menor tamaño, pantalla de cristal líquido y nuevas soluciones de display. La grabación de los datos en un chip único permite una revolucionaria simplificación del proceso de actualización de tarifas. Por todo ello, el TX-22 pronto se convierte en el taxímetro más vendido del momento y Taxitronic en la marca de referencia mundial.

Al mismo tiempo, el mercado Holandés ofrece a Interfacom SA la oportunidad de desarrollar soluciones de software de control de flotas (siempre orientadas al mundo del taxi), línea que irá adquiriendo cada vez más importancia.

Los responsables de I+D realizan durante la década de los noventa una intensa labor que cristaliza en el diseño y desarrollo de nuevos productos, materializados en el taxímetro TX-28, la impresora IR30, el periférico parlante PR30 y, sobre todo, en 1995, el taxímetro TX-30, que incorpora nuevos materiales como el plástico inyectado para aligerar considerablemente el peso del taxímetro y permitir un diseño más elegante, de formas redondeadas. Su software también es revolucionario, ya que permite programarlo sencillamente para incorporar aplicaciones posteriores y adaptarlo a las nuevas normativas. Todas estas prestaciones hacen que este nuevo producto se convierta rápidamente en referente internacional – el de mayor éxito de ventas de la compañía: se vendió hasta 2008- por su fiabilidad, versatilidad y durabilidad.

1996-2008. La diversificación. Soluciones integrales para radiotaxi.

El crecimiento de la compañía y su orientación a la creación de nuevos productos que den un servicio integral al taxi genera nuevas necesidades operativas que la llevan a trasladarse a su actual sede en la calle Perú de Barcelona. Este edificio cuenta con tres pisos de oficinas, una planta de montaje, dos plantas de almacén y un taller de mantenimiento y reparación de taxímetros que permite ofrecer un training más completo a los distribuidores y obtener una retroalimentación directa sobre el funcionamiento de los nuevos productos y las necesidades de los clientes.

Los cambios tecnológicos plantean nuevos retos materializados en el desarrollo de nuevos productos que aprovechan las ventajas de los avances técnicos. Un ejemplo es el taxímetro TX-30, conectado a la impresora IR30, al terminal de comunicaciones TD-30 y emisora trunking, un sistema de comunicación por datos incorporado a la emisora tradicional, y que sustituye la voz.   A la vez, se desarrollan los software para radiotaxi Alfa, Bravo, Charlie, Delta y Eco que permiten un salto cualitativo en gestión eficaz y completa del proceso de reserva, atribución y localización de vehículos mediante cartografía. Todo ello, supone una auténtica transformación y renovación en la forma de gestión de las empresas de radiotaxi, y un paso firme hacia la consolidación de la empresa dentro del panorama mundial de software especializado en taxi.

La evolución del TD-30 al TXD-30 se produce de forma simultánea a la evolución de la tecnología móvil, que permite la eliminación de las antenas de radiotaxi, sustituyendo el trunking por el GPRS (GPS-GSM) que transmite datos a mayor velocidad y amplia el radio geográfico de acción (conexión total en todo el territorio nacional). El TXD-30 (que integra el taxímetro TX-30 y la terminal de datos TD-30 en un solo aparato) conectado al equipo de comunicación TC50,  también permite el cobro con tarjeta de crédito (on line) y conexión con el sistema de seguridad del 112 (emergencias).

En el año 2007 se presenta el sistema “all in one”: El dispositivo GoBox, que integra el sistema de comunicaciones + software TC60 con la pantalla táctil TV60 de 6,5″ resultando en un producto con taxímetro, impresora incorporada, manos libres, conexión al 112, navegador y otras muchas aplicaciones que hace más fácil y eficaz el trabajo del taxista y de las flotas de taxis.

2009-actualidad. La revolución. Incorporación de app’s, comunicaciones móviles, y sistema en cloud

Con la incorporación a la empresa de nuevos socios del sector electrónico, Interfacom S.A.U. continúa fiel a su estrategia de innovar para ofrecer soluciones eficaces a las nuevas necesidades del mercado y de sus clientes. Por ello, se ha tomado muy en cuenta la explosión de la movilidad a la hora de proyectar el futuro del taxi.

A partir del año 2009 aparecen los nuevos diseños en hardware:  taxímetros TX-40, TX-50 y TX-52 (con impresora integrada),  módulo luminoso TL-70 y dispositivo de comunicación BT40,  además de importantes novedades informáticas y en telecomunicación como la aplicación SmartTD.

SmartTD,  aplicación Android de gestión de flotas para Smartphone y Tablet, se vincula a los taxímetros TX-40 y TX-52 a través de Bluetooth, y realiza la conexión con la central de radiotaxi a través de internet, por lo que tiene la máxima cobertura. Además, se actualiza como cualquier aplicación, sin necesidad de acudir al taller.

También se han desarrollado las aplicaciones de reservas de taxi on line:  Taxiclick (para usuarios –a través de smartphones y tablets-) y Taxiclick Desk y PC (para empresas –a través de tablets y pc’s), que permiten pedir un servicio y realizar el seguimiento de la reserva sin coste alguno.

Además, se ha evolucionado el software de gestión de flotas de taxis PRIMA, que ofrece un servicio económico y muy completo con mejora de procesos,  de visualización y gestión de la información, permitiendo conocer el estado y la localización de vehículos, y comunicarse con ellos, etc.

El equipo “all in one” ha evolucionado al TXD70, con comunicaciones 3,5 G, y con una gran facilidad de instalación, pues no requiere antenas externas y toda la electrónica está en la propia pantalla.

Toda la solución integral de radiotaxi ha migrado a la tecnología cloud con la sexta generación de la plataforma Taxitronic, denominada Alfa6.

Futuro

Interfacom S.A.U. apoyada en su experiencia y conocimiento, encara el futuro con optimismo y dispuesto a abordar los retos que plantean las nuevas tecnologías, desarrollando soluciones integrales de hardware y software para hacer más fácil la medición, el control y la gestión del taxi y las flotas de vehículos, y poniendo especial énfasis en el desarrollo de software y aplicaciones orientadas a la movilidad.